Episodio 53. Marihuana a largo plazo

Tiempo de lectura: 3 minutos

¡Hola Vicente, una semana más estamos aquí para hablar de un tema muy interesante! El consumo de marihuana -y más concretamente a largo plazo-.

Hola Pepa, pues sí, es un tema que no habíamos tocado y el cual creo que es muy importante, sobre todo de cara a los adolescentes, aunque también para los adultos. Como algo tan aparentemente inofensivo -o al menos así está en el imaginario colectivo- como un porro puede afectar a nuestra vida a largo plazo.

Es cierto que la marihuana está como más aceptada a nivel social que otro tipo de drogas -ojo, no quiero decir que esto sea bueno-, no se ve como tan peligrosa ¿no?

Exacto, y esta es uno de los principales peligros, la creencia de “un porro no hace nada”. La marihuana se ha convertido en una de las drogas más extendidas y consumidas en la actualidad, y es vista socialmente como una droga “blanda”. Comparada al alcohol, la gente la percibe como menos arriesgada, sin embargo, el consumo frecuente de esta droga puede tener efectos negativos a largo plazo.

marihuana a largo plazo
Marihuana a largo plazo.


Y… ¿Cuáles pueden ser estos efectos?

Los efectos en cuestión dependen de la edad y el momento del neurodesarrollo en el que se inicia el consumo, así como el tiempo durante el que se haya producido dicho consumo.

  • Reducción de la sustancia gris, especialmente en la corteza orbitofrontal. Ello supone asimismo una menor capacidad a largo plazo para la realización de tareas que dependen de esta área, como el control de los impulsos o la planificación. La capacidad de inhibición de la conducta se vincula con partes concretas de ese lóbulo, que se encarga de contrarrestar el poder del sistema límbico.
  • Aumento de conectividad entre neuronas: aunque en condiciones normales un aumento de la conectividad de las neuronas sería una buena noticia, en este caso es el resultado de que vayan muriendo muchas neuronas, haciendo que las que queden deban «trabajar» más; se trata de un mecanismo del cerebro para intentar suplir la pérdida de grosor de la corteza. Además, este incremento de las conexiones es cada vez menor según aumenta el tiempo de consumo.
  • Disminución del rendimiento y la memoria: efectos son especialmente notorios en personas que consumen a lo largo de su proceso de desarrollo, es decir adolescentes, debido a la modificación estructural del encéfalo que puede suponer el consumo de cannabis.
  • Aparición de brotes psicóticos: aparición de brotes psicóticos en personas con predisposición genética a ellos, especialmente cuando se inicia el consumo de la adolescencia.
  • Problemas respiratorios. La gente que fuma mucha marihuana puede desarrollar problemas en el sistema respiratorio, como un incremento de las mucosidades, tos crónica y bronquitis.

Vaya… esto debe tener unas consecuencias desastrosas para la vida.

Por desgracia si Pepa, te describo rápidamente en qué se traducen todos estos efectos:

Consumo de otro tipo de drogas, Disminución del coeficiente intelectual (entre 6 y 8 puntos) e imposibilidad de recuperarlo, aunque se abandone el consumo, aparición de enfermedades psicóticas, Pérdida de interés y motivación por mantener un estilo de vida saludable, Pérdida de interés y motivación por mantener relaciones interpersonales saludables. Dificultades para la convivencia, peor calidad de sueño, puerta de entrada a la ansiedad o la depresión.

DONDE PODEMOS ENCONTRARTE

Podemos encontrarte a Vicente Seguí y a Nico Haros en la calle Marqués de Campo 18 2ºB. Teléfono: 630659166 y en @visepsicología

¿Necesitas ayuda?

Terapia de psicología en Dénia y también online

Cuéntame lo que te sucede, buscaremos soluciones y lo arreglaremos. Te acompaño. Te escucho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¿Hablamos?