56. Frío y bienestar psicológico

Hablemos de Psicología
Hablemos de Psicología
56. Frío y bienestar psicológico
/
Tiempo de lectura: 3 minutos

¡Hola Vicente! En primer lugar, feliz año y nos vemos de nuevo por aquí, al comienzo del año, vamos a ver que nos depara el 2021… y esperemos que sea mejor al menos que 2020.

¡Hola Pepa! Hablaremos del frío y del bienestar psicológico. Igualmente, feliz año nuevo y mis deseos son los mismos, que este año sea mejor que el anterior.

Bueno, estamos atravesando una de las peores olas de frío que creo que hemos vivido en la actualidad, y nos planteas que si el frío puede tener efectos adversos -o no- sobre nuestra salud psicológica.

En efecto Pepa, en verano ya nos lo planteamos con el calor y creo que es pertinente que ahora hagamos lo mismo con el frío.

Todos somos conscientes de que el clima nos influye, pero ¿tiene un efecto real sobre nuestra psicología o es simplemente un mito?

En un estudio sobre 1200 personas publicado en la revista Emotion en 2008, se hallaron los siguientes resultados: (hay que recordar que un estudio nos indica cosas, pero no se puede considerar por sí solo como “evidencia científica”).

Los factores que parecían no afectar el estado de ánimo positivo:

  • Clima, Temperatura, Luz del sol, Viento, Precipitaciones

Sin embargo, aparecieron también factores que sí podían afectar al estado de ánimo negativo:

  • Temperatura, Luz solar, Viento

Sí, esto quiere decir que el clima per se no tiene tanto efecto como para crear o quitar un estado de ánimo, pero sí que puede modularlo, o influirlo. Especial atención a la diferencia entre el estado de ánimo positivo (que prácticamente es inmune) y el estado de ánimo negativo. En conclusión, si nos sentimos bien, el clima prácticamente no nos afectará, en cambio si nos sentimos mal, el clima podría empeorar nuestro estado de ánimo.

frio y bienestar psicologico

¡Vaya, que interesante, esto no me lo esperaba! Y… ¿hubo alguna conclusión más en ese estudio?

Si, para completar lo que hemos apuntado hace un momento, estos pequeños detalles:

-Si la temperatura sube, es probable que nos sintamos un poco mejor -suponiendo que nos sintiéramos mal-.

-Si se da viento fuerte, empeora nuestro estado de ánimo -si ya nos sentíamos mal-.

-Si disminuye la luz solar, también empeora nuestro estado de ánimo -de igual manera, siempre que antes nos sintiéramos mal-.

Bueno, habrá que abrigarse pues si no queremos empeorar nuestro estado de ánimo…

Eso siempre, no solo por la salud psicológica sino también por la física, pero te cuento una última curiosidad.

Como te decía, cada vez más investigaciones encuentran relación entre nuestra temperatura física y la calidez que sentimos hacia otras personas. El calor también puede volvernos más confiados. En cambio, si sentimos frío en una habitación puede aumentar nuestra sensación de exclusión.Nuestro lenguaje asocia la soledad con el frío, sí, pero ciertamente lo que se desconocía en el mundo científico es que la exclusión social provoca realmente la sensación física del frío. Podríamos decir que si tienes una cita y quieres aumentar las probabilidades de que salga bien, trata de no ir con frío, y de encontrarte en un espacio caliente 😉.

Esta conexión podría deberse a que, desde que nacemos, aprendemos a asociar el calor con los seres queridos. Por otro lado, aprovechar el calor de los otros, conducta que requiere confianza, supone una ventaja para la supervivencia.

DONDE PODEMOS ENCONTRARTE

Podemos encontrarte a Vicente Seguí y a Nico Haros en la calle Marqués de Campo 18 2ºB. Teléfono: 630659166 y en @visepsicología

¿Necesitas ayuda?

Terapia de psicología en Dénia y también online

Cuéntame lo que te sucede, buscaremos soluciones y lo arreglaremos. Te acompaño. Te escucho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
¿Hablamos?